Soñando despiertos

Soñando despiertos

Soñando despiertos de la mano de Monkey Donkey

Siempre nos encanta nuestro trabajo, pero hay momentos en los que lo disfrutamos de forma más especial si cabe. Una de estas ocasiones, sin duda, ha sido nuestra reciente colaboración con la Fundación Soñar Despierto. Hace unas semanas llevamos toda la diversión de Monkey Donkey al Día de las Familias ofreciendo nuestros juegos Colegio de Magia y La herencia del tío Harold. Una jornada llena de emociones en la que no faltaron las risas, los momentos de complicidad, el espíritu de superación y la alegría.

Como nos encanta su labor queremos contaros más detalles de esta organización que tanto ayuda a la infancia. La fundación Soñar Despierto, que lleva en pie más de una década, realiza una iniciativa que acerca a los menores tutelados a la vida que tienen el resto de los niños de su edad. Esta organización nace con el objetivo de ayudar a la infancia más desfavorecida e involucrar a la ciudadanía a través de voluntarios implicados y responsables. Las iniciativas bonitas siguen existiendo y la unión del trabajo de todos hace que se consigan grandes cosas.

Su principal labor consiste en trabajar por la integración social de los niños y jóvenes residentes en centros de acogida que proceden de familias desestructuradas a través de un proyecto socioeducativo. Quieren convertirse en un soporte educativo y emocional para los menores, con la intención y finalidad de que mantengan un nivel escolar adecuado para su desarrollo. Para ello hacen actividades de promoción de la educación inclusiva, aprovechando el tiempo libre y la enseñanza en valores.

blank

Soñar Despierto cuenta con sedes en Barcelona, Madrid, Valencia y Sevilla. Su organización de Madrid ha contado con nosotros para ofrecerles unas jornadas de actividades en familia donde han competido por equipos demostrando la buena sintonía entre las familias y los niños de acogida y enseñándonos que el amor no tiene fronteras.

En estas jornadas nuestros intrépidos participantes superaron como auténticos campeones una serie de retos artísticos, enigmas de lógica y competiciones en familia y solamente se veían caras de felicidad, tanto en los más pequeños, como en los adultos, que disfrutaron como niños también. Una experiencia inolvidable que nos hace amar más nuestra profesión.

Autor: AITANA QUINDOS MUÑOZ

Comments are closed.